El artillero histórico de Reconquista que dejóuna huella imborrable en la selección contó en TV que los “pibes” de la Selección actual, Messi y compañía, ni lo registraron cuando entró al vestuario.

Batistuta señaló que le hubiera gustado, al menos ser saludado porque el jugó para la selección. Sin embargo, no fue así.