Domingo, 7 de la mañana. Alex salió a cazar liebres con dos vecinos del barrio, los hermanos Agustín Cabañas (19) y José (22). Era la primera vez que salían juntos aunque se conocían porque los Cabañas solían cazar con un hermano mayor de Alex.

Cruzando campo se dirigieron hacia el barrio El Taladro, cuando se pronto se toparon con Rodolfo Sánchez en su camioneta Dodge RAM 4×4.

José contó que en realidad iban a otro campo de enfrente, no al de Sánchez, donde habían ido de cacería en varias oportunidades. Aseguró que no llevaban armas y que sólo iban con cinco perros, dos de ellos de Alex.

“Ibamos tranqui cuando apareció la camioneta y nos quiso chocar a los tres. Encaró directo. Después no llamó al Hospital ni nada. Lo dejó tirado como un perro. Nos dijo ´levántenlo y váyanse´” relató Cabañas a InfoCañuelas.

“Vino a fondo, en ningún momento nos habló, nos chocó de una. A Alex lo agarró con la rueda de adelante y luego la de atrás” añadió.