Este lunes fue detenido el cuarto de los nueve presos que la semana pasada se fugaron en la autopista a Santa Fe, cuando eran trasladados en un vehículo oficial desde Rosario hacia Coronda. Quedan cinco prófugos.

Alejandro Andrés Candia cayó en un operativo coordinado por la Policía de Investigaciones en Centeno al 2500, zona sur de Rosario. Estaba teñido de rubio para cambiar su apariencia en relación al día del escape.

El detenido cumple una condena de 10 años y 4 meses de prisión por robo calificado y por otra fuga, en 2017, de la cárcel de Pérez.

Huida en pleno traslado

El miércoles pasado, en el transporte del Servicio Penitenciario iban 13 reclusos, que eran trasladados desde la Unidad Nº 3 de Riccheri y Zeballos (donde vieron a sus familiares por orden judicial) hasta la cárcel de Coronda. Por motivos que no están claros aún, varios de ellos redujeron a varios agentes, robaron sus armas y huyeron. Cuatro presos se quedaron en el vehículo y los nueve restantes se fugaron. De esos nueve, cuatro fueron recapturados: Nahuel Arce, Alfredo Quiroz, Diego Sosa y ahora Candia.

Permanecen evadidos Mariano Cardozo (condenado a 14 años de prisión por el crimen del vendedor de huevos Luis Orlando Segovia, ocurrido en 2008 en barrio Tío Rolo); Hugo Peralta (condenado por robo a 14 años de prisión); Alfredo Rojas (condenado por amenazas a 25 años de prisión); Leandro Cabalié (condenado por el crimen de Jonatan Ezequiel Cina en 2016 en Villa Gobernador Gálvez) y Carlos D’Angelo (condenado por el homicidio del comerciante de Granadero Baigorria Edgardo Giménez).