Los delegados de ATE en toda la provincia dieron su voto positivo a la oferta que les había efectuado el Gobierno provincial a comienzos de la semana.

La aceptación consta de un porcentaje de incremento del 15% desdoblado -12% en marzo y 3% en junio- con respecto a los sueldos de febrero de este año, y la activación de la cláusula gatillo una vez que la inflación supere esa cifra.

Asimismo, la efectivización por liquidación complementaria en este mes del 2,6% de diciembre de 2018 que debía abonarse en febrero, la diferencia de liquidación salarial del aguinaldo pasado y, a su vez, el porcentaje de aumento acordado para el mes de marzo del corriente.

El ofrecimiento oficial también es aplicable al sector de los jubilados/as provinciales.

Otro de los puntos que incluye la propuesta es un mínimo garantizado a los agentes comprendidos en la Ley 10.052 de 24 mil pesos de bolsillo.

Cabe señalar que también se dispone que las partes se reunirán en el transcurso del mes de agosto para monitorear el comportamiento y proyección del IPC, de la recaudación tributaria y demás variables presupuestarias.

Por último, el gobierno dispone que si se acepta no se efectivizará el descuento de los días de paro.