Un grupo de hasta nueve hombres armados del Estado Islámico mantiene como rehenes al menos 20 personas en un restaurante frecuentado por extranjeros en la zona diplomática de Dacca, la capital de Bangladesh. Los atacantes se refugiaron en el lugar luego de enfrentarse con disparos y granadas con la policía.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el tiroteo en el área diplomática de Gulshan de la capital bangladeshí, según el reporte de una agencia ligada al grupo extremista.

Medios de prensa internacional ya hablan de hasta dos agentes fallecidos y casi 30 heridos; sin embargo, estas informaciones aún no ha sido confirmadas por autoridades.

Entre los rehenes se encontraba un argentino, el Chef Diego Rossini que se instaló allí en 2014. “Están tirando tiros. Por favor, llamad a la Policía. Me he escondido en la terraza” escribió en Facebook pidiendo ayuda. Finalmente, logró escapar y ahora está en camino ayuda desde las Embajadas de Argentina y Brasil.