En el segundo minuto de descuento, Romero quedó a mitad de camino, Miranda cabeceó sin marcas y Argentina perdió el superclásico 100 con Brasil. La Selección dio todo y se quedó sin ganar pero con cierto respiro de esta nueva Selección que dirige Lionel Scaloni.

Los seleccionados de la Argentina y Brasil jugaron en el Estadio King Abdullah Sports City de la ciudad de Jeddah, en Arabia Saudita, en un partido amistoso cargado de historia. Y al final, como muestra la tendencia de los últimos tiempos, lo ganó Brasil 1-0, gracias a un cabezazo de Miranda a los 47 minutos del segundo tiempo.

La primera llegada de peligro fue para Argentina, a los 7 minutos. Giovani Lo Celso impactó de primera desde afuera del área tras una falla de Casemiro y la pelota se fue junto a un palo.

 

Paulo Dybala estuvo cerca de abrir el marcador con un tiro libre. Su zurdazo voló por encima de la barrera y pasó a centímetros de un ángulo.

Nicolás Otamendi llegó justo para salvar en la línea y evitar el primer tanto brasileño. El disparo de Miranda ya había superado a Sergio Romero y el defensor llegó a tiempo para poner el pecho, bloquear la pelota y dejarla al alcance del arquero.

En el segundo minuto de descuento, Miranda le ganó la posición a Otamendi en un corner ejecutado por Neymar y definió de cabeza ganándole el salto a Romero. Fue el éxito de la victoria para los brasileños.