El condenado por homicidio Héctor Tregnaghi, que asesinó al intendente de Vera en 2008, fue beneficiado con prisión domiciliaria en el marco de la pandemia del coronavirus.

El juez penal Gonzalo Basualdo aprobó la medida atento a los problemas médicos que padece este hombre de 66 años; sufre una cardiopatía que afecta su estado de salud y que pudiera ser causa de comorbilidad en atención al coronavirus Covid-19.

Tregnaghi pasará la cuarentena en su hogar hasta que se levante el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional.

En los últimos días y debido a la patología que lo afecta, Tregnaghi había sido trasladado de la Unidad Penal 10 a la alcaidía de la Unidad Regional XIX, como forma de acercamiento familiar.