Protección Civil italiana, bomberos y militares han continuado durante toda la madrugada de este jueves las labores de búsqueda de decenas de personas desaparecidas.

Al menos 247 víctimas mortales y más de 300 heridos fueron confirmados por las autoridades.

“Nosotros continuaremos trabajando sin descanso hasta que encontremos a la última persona y hasta que estemos seguros de que no hay nadie más”, ha asegurado Lorenzo Botti, jefe de equipo del cuerpo de bomberos de Amatrice.

Además, la policía peina la zona continuamente con perros adiestrados para detectar olor humano y así intentar encontrar más supervivientes.