Los habitantes siberianos con menos recursos no pueden acceder a bebidas alcohólicas y optan por estos líquidos perjudiciales para la salud.

Al menos 41 personas han muerto en la ciudad iberiana de Irkutsk por ingerir presuntamente una loción para después del baño a base de alcohol, informaron hoy los servicios de emergencia locales.

“Según los últimos datos, fueron hospitalizadas 54 personas con síntomas de intoxicación, de las cuales 33 fallecieron y 16 se encuentran graves”, dijo un portavoz de los servicios de emergencia a la agencia Interfax.

 Debido a la profunda recesión en la que se encuentra sumida la economía rusa desde 2014, los rusos con menores ingresos no pueden permitirse comprar vodka legal y consumen preparados que incluyen alcohol, como colonias y lociones. Los alcoholes caseros y los productos de limpieza, que se venden sin las restricciones ni los impuestos que se aplican a las bebidas alcohólicas, son consumidos a menudo por personas pobres.

Sanidad ha enviado a Irkutsk, ciudad situada cerca del lago Baikal, a un grupo de toxicólogos para atender a los afectados.Los investigadores han confiscado más de 2.000 litros de esta loción que se se vendía en hasta 100 puntos de venta en Irkutsk, una ciudad de 6.000 habitantes a más de 4.000 kilómetros de Moscú. Al menos dos personas han sido detenidas en el marco de la investigación.

Por su parte, el Comité de Instrucción de Rusia ha incoado un caso penal, aunque las informaciones destacan que la etiqueta de dicho preparado indica claramente que su ingesta está prohibida.

El número de intoxicaciones mortales se incrementa especialmente en las vacaciones navideñas, cuando se dispara el consumo de alcohol.