Una empresa de traducción global, con sede en Londres, busca contratar a un traductor de emoji y ya tiene 100 solicitantes. Por más que parece un empleo sencillo para cualquiera, en verdad lo que pretende la empresa es descifrar cómo cada emoji se traduce en cada cultura, lengua y generaciones.

“Estamos invirtiendo tiempo y energía en esto es porque creemos que el uso emoji se hará más y más popular,” dijo Jurga Zilinskiene, CEO y fundador de Hoy Traducciones. Además aseguró que se trata de una tarea complicada ya que muchas veces se usa el mismo emoji para expresar emociones totalmente contrapuestas.

En Japón, por ejemplo es tradicional que un profesor utilice un símbolo de flor blanca para reconocer cuando un estudiante ha hecho un buen trabajo en sus tareas, dijo Zilinskiene. Pero ese significado se pierde en otras culturas.

Es por esto que están en la búsqueda de un especialista emoji a quien darle el puesto, que implica escribir informes mensuales sobre las tendencias de “emoji, desarrollos, usos y las áreas de confusión en las diferencias culturales” y promete además un buen sueldo.

En un intento por encontrar a los mejores candidatos, la empresa creó una prueba en línea pidiendo a la gente para traducir cadenas de emoji de frases en inglés.