La Cámara de Diputados firmó hoy dictamen a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), y la iniciativa será votada mañana en sesión especial.

En un plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal, se hizo un repaso final de las posturas que los legisladores llevarán este jueves al recinto y, con la mirada puesta en el Senado, se introdujeron cambios en el texto para asegurar un piso más alto de votos.

Si bien la iniciativa no incorpora la objeción de conciencia institucional, como reclamaban sectores autodenominados “pro vida”, ya que desde el bando “verde” consideran que las instituciones no tienen “conciencia”, con la letra anterior se obligaba a que al menos un profesional de la nómina estaba disponible para realizar las prácticas de aborto en caso de que una paciente lo solicitase.

Con la última modificación, se permite que una institución médica pueda excusarse de realizar la práctica en caso de que la totalidad de sus profesionales estén inscritos como objetores de conciencia, en cuyo caso deberá hacerse cargo de la derivación de los pacientes de forma inmediata y sin dilaciones, a partir de convenios previamente estipulados con otros efectores de salud.