Una joven denunció que por siete años fue víctima de los vejámenes a los que era sometida por el depravado.

Producto de los abuso, tuvo una niña. La madre habría estado al tanto de las violaciones sin hacer nada para impedirlo.

El aberrante caso está siendo investigado por la Comisaría de la Mujer, con la intervención de la fiscal, Dra. Sonia Bustos, y el accionar del gabinete psicosocial del hospital.

Días atrás, una joven de 22 años denunció que su padrastro –un sujeto de 51 años de edad- abusaba sexualmente de ella desde que tenía 15.

Dentro de su relato, la mujer señaló que tuvo una hija aproximadamente a los 16 años.

Como si la historia no tuviera suficiente connotaciones aberrantes, la joven indicó que en el inicio de los abusos le reveló a su madre el accionar del depravado padrastro pero que esta no le habría creído.

Al reconocerse testigo de la situación, la progenitora pudo ratificar la historia de su hija. Pese a eso, y para mayor dolor de la adolescente, la mujer no hizo nada para evitar los supuestos abusos.

Las identidades se reservan por obvias razones.

Fuente: tosotado.tv