El terrible caso del crimen de la maestra suma datos médicos de última hora que profundizan el dolor de la sociedad.

Según declaró el perito Dr. Pascual Pimpinella, quien le realizó la autopsia, el cuerpo de la mujer presentaba  “15 lesiones producidas por un objeto punzocortante, la mayoría de ellas ubicadas en la región posterior del cuerpo, principalmente en el dorso, y en la región alta del tórax”.

El doctor agregó que “una de las heridas llegó hasta el corazón y es la que probablemente le ocasionó la muerte”.

Además, dijo que “hay una sola herida que tiene reentrada: entró y salió por el brazo, y volvió a entrar por el tórax, fueron tres heridas en una y el resto son todas de entrada”, por lo que en total serían 13 puñaladas las que el asesino le propinó a Vanesa.
Por último, Pimpinella aclaró que “no hubo muerte instantánea por otros signos que hay en el cadáver, pero hay un “tiempo de agonía”, entre la lesión y la muerte que en este caso “puede ser de los 5 a los 15 minutos”.