Francotiradores dejaron cinco policías muertos al disparar contra uniformados en una protesta en Dallas contra el gatillo fácil de las fuerzas del orden hacia los negros, sembrando pánico y caos en esta ciudad de Texas.

La protesta de Dallas era una de las tantas manifestaciones en varias ciudades de Estados Unidos tras la muerte de dos afroamericanos a manos de policías en Luisiana y Minnesota esta semana.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, dijo que dos francotiradores dispararon contra “policías desde posiciones elevadas durante la protesta/manifestación”.

Hay además al menos siete policías y un civil heridos.

El jefe policial indicó que había dos agentes en cirugía y tres en estado crítico, sin dar cuenta sobre la situación del resto.

Brown señaló en conferencia de prensa que se negociaba con un sospechoso con el que la policía intercambiaba disparos en la madrugada de este viernes en un garaje de la ciudad.

– “El fin se aproxima” –

El sospechoso “dijo a nuestros negociadores que el fin se aproxima, y que va a lastimar y matar a más de nosotros” y que “hay bombas por todas partes en este garaje y en el centro de Dallas”, agregó.

Una mujer que estaba en la misma zona del estacionamiento fue detenida, además de otros dos sospechosos que tenían bolsas camufladas en un Mercedes y un tercero que se entregó luego de que la policía tuiteara una fotografía suya vistiendo una camiseta camuflada y con un rifle colgado del hombro.

MOTIVOS DE LA PROTESTA

Gatillo fácil
El primer caso fue el del joven baleado por un policía en su auto cuya novia transmitió la muerte por facebook. Y el segundo caso es el del hombre que en un estacionamiento y doblegado en el piso recibió 3 balazos en el pecho. Ambos hechos fueron filmados y los dos casos se dieron en la misma circunstancia, la policía le exige el permiso de conducir y, antes de empezar una discusión le disparan.

VIDEOS


PALABRAS DEL PRESIDENTE OBAMA

UN USUARIO DE TWITTER CAPTÓ EL ATAQUE

Fuente: AndrésRepetto.tv / Euronews/Santafeadiario