La película que emocionó a todo el mundo cumple 20 años y sigue estando tan vigente como en 1997.

La vida es bella (La vita è bella en italiano) es una película de 1997, escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni. El gran Benigni interpreta a Guido Orefice, un judío italiano dueño de una librería, que debe emplear su fértil imaginación para proteger a su pequeño hijo de los horrores de un campo de concentración nazi.

La historia está parcialmente basada en la experiencia real de Rubino Romeo Salmoní, uno de los pocos judíos que pudo sobrevivir al Holocausto. El hombre que inspiró la película, Romeo Salmoní, falleció el 11 de julio de 2011 a los 91 años de edad.

La película ganó 3 Oscar, a la Mejor banda sonora, al Mejor Actor y a la Mejor Película Extranjera en la ceremonia de 1998, además de muchos otros galardones internacionales.

 
MIRÁ ESTE RESUMEN DE UNA PELÍCULA QUE FORMA PARTE DE LA HISTORIA GRANDE DEL CINE