El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, criticó este martes la eliminación por decreto del Fondo Federal Solidario, conocido como fondo sojero, que realizó el gobierno nacional y reconoció que corre riesgo la financiación de obras en rutas, hospitales y escuelas.

El funcionario estimó que la provincia pierde 2.300 millones de pesos, y de ese dinero el 30 por ciento se coparticipa a los municipios y comunas, unos 600 millones de pesos. Rosario se quedará sin unos 240 millones, adelantó la intendenta Mónica Fein.

“El fondo sojero está creado para que las provincias, municipios y comunas hagamos obras. No podemos rendir esos gastos para otros destinos. Santa Fe utilizaba la parte que le corresponde, el 70%, para hacer rutas provinciales, repavimentaciones de rutas existentes, hospitales y escuelas”, afirmó.

“Evidentemente con la entrada en vigencia de este decreto, los municipios y comunas no recibirán estos fondos preestablecidos. Y se complicará seriamente la continuidad de todas estas obras”, dijo Saglione, quien reconoció que hay trabajos “en ejecución con estos recursos”.

“Tendremos que ver de qué manera podemos asumir la finalización de esas obras”, añadió el ministro y estimó que la ausencia de esa plata “tendrá impacto relevante” en muchas localidades.

“Al no recibir el fondo sojero se pone en duda la capacidad de hacer obras y de ser financiadas”, adelantó Saglione.

En la misma sintonía, Verónica Irizar, concejal socialista y ex secretaria de Hacienda de Rosario, afirmó que esos “son recursos para obras de infraestructura” considerados “un reintregro al aporte que hace la producción del interior del país”.

“Tiene un impacto muy importante para la provincia y Rosario. El gobierno nacional no puede salir de su mirada financiera. No entiende la lógica del desarrollo del interior del país. Se les complica ver más allá de General Paz”, acusó.