La cámara de Diputados de la provincia le dio este jueves media sanción al proyecto que busca implementar el sistema de juicios por jurados en Santa Fe. Es decir, procesos formales con tribunales a cargo de ciudadanos, ajenos al aparato judicial y elegidos por sorteo desde el padrón electoral, para condenar determinados delitos.

La iniciativa fue presentada en 2013 por el diputado Ariel Bermúdez (Creo-FPCyS), quien celebró el avance y expresó “con orgullo que la democracia ingresa al Poder Judicial”, aunque falta aún la votación en el Senado.

“En estos últimos años, mucho se ha hablado de la democratización de la Justicia, pero excepto en contadas ocasiones hemos tenido la oportunidad de debatir ideas y proyectos contundentes que vengan a plantear cambios estructurales, que democraticen la Justicia, en virtud de saldar una demanda social urgente y de mejorar la relación entre la administración de justicia y sociedad”, dijo el legislador en el recinto.

Consideró que “hoy las sociedades demandan más transparencia en los tres poderes del Estado y el jurado popular es una garantía de ello, cumpliendo con un mandato establecido ya en tres artículos de la Constitución Nacional de 1853” y en concordancia con el proyecto presentado por el diputado nacional Carlos Comi (MC) en el Congreso de la Nación.

Repasando la historia judicial de las últimas décadas, Bermúdez se preguntó “que hubiese ocurrido si juicios como el del caso María Soledad Morales, el atentado a la Amia, la tragedia de Once, el caso Grassi, Marita Verón, Panamá Papers, Ángeles Rawson, Monseñor Storni, Feruglio, Baraldo y el vaciamiento del Banco de Santa Fe y muchos otros, hubiesen sido decididos por medio de la participación de un jurado popular”.

Asimismo, el diputado recordó que, en abril del año 2017, el Poder Ejecutivo provincial remitió un mensaje para implementar el sistema en la provincia. Finalmente, tras meses de reuniones de comisión, audiencias y debates, la propuesta presentada hace cinco años obtuvo media sanción y aguarda ahora en la Legislatura el turno en la Cámara alta.

El proyecto aprobado

El proyecto de Juicio por Jurados fue fruto de una capacitación coordinada por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip), que integran los juristas Alberto Binder y Andrés Harfuch. Tanto los especialistas como Bermúdez coincidieron en que la democratización de la Justicia es una deuda pendiente y Santa Fe puede avanzar en este tema como ya lo hicieron otras provincias (Córdoba, Buenos Aires, Neuquén, Chaco y Rio Negro).

El año pasado, el ministro de Justicia de Santa Fe, Ricado Silberstein, consideró –cuando el Ejecutivo envió a la Legislatura el proyecto– que se trata de una iniciativa vanguardista y moderna y defendió sus alcances al considerar que aportará mayor transparencia y la posibilidad de que la sociedad se acerque a sus problemáticas.

Según explicó, el juicio por jurado se aplicará a los delitos penados con prisión perpetua y también los considerados graves, como los homicidios cometidos con arma de fuego o los ataques a la integridad sexual y por entonces aventuró que “se irá implementando de forma paulatina” a partir de 2018.

Se contempla un jurado compuesto por 6 varones y 6 mujeres elegidos por sorteo desde el padrón electoral, “ciento por ciento popular”, que se encargará de condenar, mientras que el juez será el que aplique la sentencia.

Qué delitos serán juzgados por este sistema

– Los cometidos con dolo o preterintención que hayan tenido como resultado la muerte de una o más personas.

– Las torturas, severidades, vejaciones y apremios ilegales cometidos por funcionarios públicos.

– Los abusos sexuales agravados por acceso carnal o sometimiento gravemente ultrajante.

– La promoción y facilitación de la corrupción de menores de 13 años de edad.

– El estrago doloso cometido por un funcionario público.

– Las lesiones gravísimas cometidas mediante la utilización de armas o vinculadas con la violencia de género.